Los entresijos de la evaluación de eventos

Los entresijos de la evaluación de eventos

La industria de los eventos está en auge, y no solo porque estamos encantados de volver a las reuniones en persona, sino también porque los organizadores de eventos mejoran incesantemente su oficio. Gracias a la evaluación de eventos, los organizadores perfeccionan continuamente sus habilidades, optimizan las experiencias del evento y redefinen lo que significa organizar un evento exitoso.

En este blog, lo guiaremos a través de los conceptos básicos de la evaluación de eventos y le explicaremos los pasos clave para medir el éxito del evento de arriba a abajo.

¿Qué es la evaluación de eventos?

La evaluación del evento consiste en determinar si organizó un evento exitoso. El proceso de evaluación abarca todo el ciclo de vida de la planificación del evento, incluso antes, durante y después del evento. Implica mirar debajo de la superficie y comprender tanto las victorias como las derrotas, identificando así qué se puede repetir y qué se puede mejorar en un evento futuro.

Un organizador puede utilizar varios métodos para recopilar comentarios, como una encuesta de evento, una encuesta de salida o una evaluación de impacto. Estas técnicas de evaluación, entre muchas más, permiten a los profesionales de eventos recopilar dos tipos de información:

  1. Comentarios cualitativos del evento: Esto incluye información que no es necesariamente datos concretos, pero aún así puede evaluar las opiniones y experiencias personales de los asistentes y partes interesadas. Por ejemplo, una encuesta de satisfacción del cliente podría incluir una pregunta abierta en la que los encuestados reflexionen sobre el evento con sus propias palabras, tanto buenas como malas. La retroalimentación cualitativa proporciona un contexto adicional sobre el éxito o el fracaso del evento.
  2. Comentarios cuantitativos del evento: Aquí es donde encontrará cifras y análisis concretos. Los resultados basados ​​en datos son importantes porque muestran claramente si una sesión o activación resuena entre los asistentes o fracasa. Por ejemplo, las métricas cuantitativas pueden incluir la cantidad de ventas de entradas, menciones en las redes sociales, visitas al stand de patrocinadores y resultados de encuestas.

¿Por qué es importante el proceso de evaluación?

La evaluación y la gestión de eventos van de la mano como la mantequilla de maní y la mermelada. ¿Por qué? Porque cuando evalúa los datos de un evento, puede tomar decisiones tangibles para mejorar la gestión de eventos en el futuro.

A su vez, todas las partes interesadas se benefician del proceso de evaluación. Ya sea que sea un planificador de eventos, un patrocinador de eventos o un asistente, aquí le explicamos cómo se beneficiará:

  • Organizador: Medir proactivamente el éxito de un evento permite al administrador de eventos ver cómo los resultados se comparan con su objetivo predeterminado. Esto les permite no sólo mejorar continuamente futuras reuniones y eventos, sino también fortalecer las relaciones con los patrocinadores al demostrar un retorno positivo de su inversión. Esto es especialmente significativo dado que los patrocinadores son la principal fuente de ingresos para al menos el 23% de los organizadores de eventos.
  • Patrocinador: Es igualmente importante que el patrocinador de un evento obtenga datos tangibles que muestren si el evento valió su tiempo y dinero. Ya sea que su objetivo sea aumentar el conocimiento de la marca o atraer a su público objetivo, los datos concretos de los eventos les ayudan a justificar futuros patrocinios.
  • Invitado: El objetivo de la evaluación de un evento es crear una experiencia mejor y más cautivadora para los invitados. Naturalmente, los asistentes se benefician de este acuerdo, ya que el organizador del evento adapta el contenido para satisfacer sus intereses y necesidades específicas.

Cómo evaluar un evento

¿No estás seguro de por dónde empezar? Estamos aquí para ayudar. Veamos el proceso de evaluación de principio a fin.

1. Establezca objetivos INTELIGENTES y KPI

Establecer una meta (normalmente varias) es esencial porque define cómo medirás el éxito del evento. A la hora de planificar los objetivos de tu evento, lo mejor es seguir la metodología SMART:

  • S – Específico: El objetivo tiene que ser específico para que sea eficaz. Pregúntese qué pretende lograr y los pasos específicos necesarios para alcanzar sus objetivos.
  • M – Medible: Los objetivos también deben ser cuantificables. Esto hace que sea más fácil realizar un seguimiento del progreso y saber cuándo se ha dado en el blanco.
  • A – Alcanzable: ¿Es realmente alcanzable el objetivo? Piense en esto como poner su visión en perspectiva para asegurarse de que sea realmente realista.
  • R – Relevante: ¿El objetivo se alinea con los objetivos de su organización? ¿Impulsa su negocio hacia adelante?
  • T – Con límite de tiempo: Todos los objetivos del evento necesitan una fecha límite para que puedas medir el éxito de manera efectiva.

Los objetivos pueden variar según el tipo de evento, el formato y el público objetivo. Por ejemplo, el 94% de los organizadores de eventos B2B utilizan el “pipeline generado” como métrica clave de éxito. Por otro lado, el 85% de los especialistas en marketing consideran la satisfacción de los asistentes su objetivo más importante. En última instancia, lo único que importa es que sus objetivos SMART se ajusten a usted y a sus necesidades comerciales específicas.

2. Medir el éxito del evento

Ahora que sabes cuál es tu objetivo, es hora de realizar un seguimiento de tu progreso. Recuerde, la evaluación de eventos ocurre en todas las etapas del ciclo de vida de la gestión de eventos, por lo que los siguientes pasos pueden ocurrir antes, durante o después del evento (según la actividad).

  1. Solicitar comentarios de los asistentes: realice una encuesta de eventos de su público objetivo, haciendo preguntas específicas sobre el contenido del evento, oportunidades de networking y más. Por ejemplo, una encuesta previa al evento es excelente para medir las expectativas, mientras que las encuestas posteriores al evento evalúan si el evento estuvo a la altura de sus expectativas.
  2. Completar encuestas de salida del personal del evento.: Una encuesta de salida es un formulario de evaluación que los miembros de su personal completan una vez finalizado el programa. Esta es una forma eficaz de identificar los puntos débiles, las frustraciones o cualquier cosa que pueda haber complicado la producción del evento.
  3. Monitorear las redes sociales: Esté atento y busque actividad en las redes sociales que mencione su evento. Si su evento es un éxito, es probable que sus asistentes lo aprecien en línea. Desafortunadamente, lo mismo podría ocurrir si sienten lo contrario. De cualquier manera, conocer la historia completa y comprender la conversación resulta clave.
  4. Cuantificar los ingresos: Dado que los costos de los eventos son un 25 % más altos que en 2019, es importante obtener una lectura precisa de las ganancias/pérdidas. Ya sea venta de entradas u otras fuentes de ingresos, revise sus estados financieros y cuantifique su impacto en los resultados, tanto para usted como para su patrocinador.
  5. Comparar registros con registros: Dicho esto, la venta de entradas no es el fin de todo. Es posible que haya vendido entradas a personas registradas que nunca se presentaron al evento, lo que podría indicar una debilidad en su estrategia de promoción.

¿Busca más información sobre encuestas de eventos? Consulte nuestro manual de estrategias de encuestas de eventos para conocer todas las preguntas que necesita hacer antes, durante y después de su próximo evento.

3. Revise los comentarios del evento e informe sus resultados.

Tómese el tiempo para revisar sus datos cuantitativos y cualitativos, asegurándose de completar una evaluación justa y objetiva de los resultados. Una vez completado, recopile sus conocimientos en un informe y compártalo con sus partes interesadas y patrocinadores.

Lo ideal es que el informe sea conciso, contando sólo los datos importantes que ilustren el valor del evento. Generalmente, hay ocho secciones a incluir:

  1. Resumen ejecutivo: ¿El evento fue exitoso o no?
  2. Metas y objetivos: ¿Cuál fue el propósito del evento?
  3. Retorno de la inversión: ¿Fue el evento un éxito financiero?
  4. Devolver sobre objetivos: ¿El evento cumplió con otras expectativas, como exposición en los medios o conocimiento de la marca?
  5. Efectividad del evento: ¿Cómo se sintieron los asistentes sobre el evento?
  6. Presupuesto: ¿Cómo se comparan los gastos con el presupuesto original?
  7. Áreas de mejora: ¿Qué podrías hacer diferente en un evento futuro?
  8. Conclusión: ¿Este evento fue más o menos exitoso que inversiones anteriores?

4.Hacer mejoras

Todo lo que queda es actuar según sus ideas. Canalice los comentarios en el programa de su evento y organice un evento mejor la próxima vez.

Simplifique la evaluación con Origenlab Events

El proceso de evaluación solo funciona si tienes las herramientas adecuadas para el trabajo. Desafortunadamente, los planificadores de eventos a menudo tienen dificultades para recopilar datos, retroalimentación y demostrar el retorno de la inversión a sus socios.

Buenas noticias: hay una solución para eso. Con una plataforma de gestión de eventos como Origenlab Events, puede obtener información sin problemas en cada etapa del proceso de planificación del evento. Desde la satisfacción de los asistentes hasta la participación de los oradores y los ingresos de los patrocinadores, no tendrá problemas para actuar según sus comentarios y mejorar las experiencias de eventos futuros.

¿Quiere ver Origenlab Events en acción? Programe su demostración personalizada gratuita de Origenlab Events hoy.